noviembre 7, 2021

BitCuco

¡Hola Mundo!

Guía para novatos: Principios de construcción de un sistema de trading

construir trading

El enfoque sistémico es lo que distingue al operador exitoso que se toma en serio el trading del trader desorganizado que pierde más de lo que gana. Así que, si usted es un inversionista principiante, diseñar y crear un sistema de trading es tal vez uno de los pasos más importantes que debe dar.

¿Qué es un sistema de trading y por qué crear uno?

En esencia, es un conjunto de reglas o principios que determinan la manera en la que un trader particular opera en los mercados financieros. Es decir, describe los tipos de operaciones que puede realizar, los mercados en los que puede operar, las configuraciones / estructuras específicas en las que puede basar sus operaciones, su forma de gestión de riesgos y así sucesivamente.

Los sistemas pueden variar en la flexibilidad y en el espectro de detalles que cubren. Algunos simplemente brindan una guía flexible con respecto a las configuraciones y el riesgo, y dejarán el resto a discreción del trader. Otros abarcan mucho más que eso. Todo depende de las preferencias y la experiencia del “creador”.

Sin importar el tipo, tener un sistema de trading es siempre beneficioso, ya que la operación organizada generalmente trae mejores resultados.

Al fin y al cabo, sin esta herramienta ¿cómo podría determinar si lo que está haciendo funciona o tiene posibilidades de ser rentable? Es muy difícil recopilar datos significativos o planificar algo, si su “plan” consiste en apostar por lo que le parece bien.

Principales pasos para crear un sistema de trading


Por extraño que suene, crear un sistema de trading es muy similar a fabricar un producto. Debido a que, como lo notará a continuación, las etapas son casi idénticas. Todo comienza con la investigación.

Etapa 1: Investigación

En comparación con las grandes compañías de inversión que disponen de equipos de especialistas dedicados exclusivamente a la investigación y desarrollo de estrategias de trading, los operadores particulares no cuentan con tantos recursos humanos ni tiempo. Pero esto no implica en absoluto que sólo pueden contar con su propia experiencia o intuición.

La mayoría de los traders particulares suele observar la dinámica en gráficos de cotizaciones con la ayuda de algún tipo de software de trading que realiza la mayor parte del análisis por ellos. A pesar de que este método se asocia con una menor flexibilidad y versatilidad, así como con la dependencia del creador del software y con dudas sobre la calidad y la fiabilidad de los datos proporcionados, es algo que permite ahorrar un montón de tiempo y esfuerzo.

Como resultado de la investigación, los traders consiguen un conjunto de “señales” o puntos de entrada o salida que son más probables que traigan ganancias. A continuación, estas señales se convierten en reglas y las últimas, a su vez, se recopilan en un sistema de trading.

Pues, en la etapa siguiente, usted debe utilizar y combinar dichas señales con unos objetivos concretos para construir una estrategia completa.

Etapa 2: Diseño

En general, dichos sistemas pueden basarse tanto en su experiencia personal y estrategias existentes, asumiendo que son rentables (en este caso un sistema se crea con el objetivo de sistematizar los conocimientos y datos), como en los principios derivados de las experiencias de otros traders.


Así que, puede comenzar a registrar todo lo que está haciendo para luego convertir sus acciones en un conjunto de reglas que describan su enfoque actual (si sus operaciones son exitosas). Ésta es una opción arriesgada ya que implica que su estrategia es buena. O también puede crear una plantilla de operación aplicando lo que ha aprendido de los profesionales experimentados y, luego, al llevar un diario comercial, hacer modificaciones y personalizarla según sus propias necesidades y preferencias.

La segunda opción es la mejor para los novatos que no saben por dónde empezar, así como para los traders con algo de experiencia que han perdido mucho tiempo en estrategias poco eficientes. El beneficio clave es que no se necesita “reinventar” nada, mientras que el riesgo principal consiste en la probabilidad de elegir mentores malos. Pues, busque personas creíbles cuyos métodos se basen en sus propias pruebas y que resuenen con su visión.

Al crear su sistema, responda a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus objetivos?
  • ¿Cuánto tiempo puede dedicar al trading?
  • ¿Qué tipo de trader es? (por ejemplo, scalper, day trader, swing trader o tal vez un tipo combinado)
  • ¿Cuál es su relación riesgo-recompensa? (por ejemplo, si su pérdida potencial máxima es de $200 y la ganancia potencial máxima es de $600, la relación riesgo-recompensa es 1: 3)
  • ¿De cuánto capital dispone?
  • ¿Cómo y cuándo va a entrar y cuándo va a cerrar su operación? (las salidas son de mayor importancia, siempre debe definir su stop loss y objetivo de ganancia).

En fin, decida sobre los mercados y tipos de instrumentos con los que operar y elija un bróker confiable. En este sentido, le recomendamos optar por Exness. ¿No sabe qué es Exness? En dos palabras, es un proveedor de servicios financieros aprobado por instituciones de renombre internacional. Merece su confianza.

Etapa 3: Evaluación

Esta es una etapa esencial que se realiza para caracterizar estadísticamente el sistema que se ha creado y, a continuación, establecer “expectativas” y definir criterios de control. Muchos novatos tienden a omitir este paso, ya que piensan que bastaría con obtener los resultados de la implementación de la estrategia sobre un periodo pasado y en su base extrapolar al futuro. Pero, de verdad, no es tan fácil como parece. Es que nadie es perfecto e incluso los profesionales cometen errores. Es por eso que siempre dedique algo de tiempo a hacer:

  • el análisis preliminar (revisar el funcionamiento del sistema en general, recopilar estadísticas, probar si funciona siempre o sólo en situaciones particulares, etc.);
  • la optimización (ajustar los filtros, buscar valores para mejorar el rendimiento y así sucesivamente);
  • pruebas (globales y de entradas y salidas por separado).

Recuerde que el trading no tiene nada que ver con las apuestas, ya que siempre se trata de la investigación de mercados, de la elaboración de estrategias eficientes y del análisis regular del desempeño de dichas estrategias.

Etapa 4: Realización

Después de hacer su sistema, no se apresure a implementarlo. Sería mejor que lo dejara aparcado por un tiempo. Es que en una semana o dos, podrá analizarlo con la cabeza despejada y decidir si vale la pena operarlo con dinero real.

Es poco probable que su primera estrategia sea rentable. Pero esto es normal. No es algo estático y siempre puede mejorarlo y optimizarlo. Recuerde que debe ser lo suficientemente complicado para ser efectivo y al mismo tiempo lo suficientemente simple para dejarle hacer decisiones rápidas. Si tiene 20 condiciones que deben cumplirse y un montón de objetivos, le resultará difícil (casi imposible) realizar operaciones.

De hecho, las computadoras son a menudo mejores traders que las personas, y a esto se debe que la mayoría de las operaciones en las principales bolsas de valores de hoy en día son generadas por programas de computadora. Las computadoras no tienen que pensar ni estar bien para hacer una operación. Si se cumplen las condiciones, entran. Y cuando se alcanza un objetivo de ganancias, salen. Cada decisión se basa en probabilidades, no en emociones. Así que, trate de operar al igual que la computadora al implementar su sistema.

Antes de que se abra el mercado, consulta lo que está sucediendo en todo el mundo: si los mercados extranjeros suben o bajan, qué pasa con el índice S&P 500 y así sucesivamente.

Además, muchos inversores experimentados hacen un registro de sus éxitos y fracasos. Si ganan, analizan por qué y cómo. Y si pierden, lo analizan para evitar cometer los mismos errores en el futuro. Pues, se recomienda que anote los detalles como objetivos, entrada y salida de cada operación, niveles de soporte y resistencia, rango de apertura diario y otros junto con sus comentarios sobre por qué realizó la operación.

Practicar es la clave del éxito. Es que la práctica le da al operador la confianza en el sistema que está utilizando, si la última está generando resultados positivos.

No existen ganancias sin pérdidas. Aprenda a aceptar las pérdidas o no tendrá éxito como inversor. No se lo tome como algo personal. Los traders profesionales pierden más operaciones de las que ganan, pero al gestionar correctamente su dinero y limitar las pérdidas, aún obtienen ganancias. Antes de entrar, analizan si las probabilidades están a su favor o no. Pueden perder algunas batallas, pero ganar la guerra. La mayoría de los comerciantes e inversores hacen lo contrario, por lo que no ganan dinero de forma constante.

Los operadores que ganan siempre tratan el trading como un negocio. Si bien no hay garantía de que gane dinero, tener un plan es crucial para tener éxito de manera constante y sobrevivir en el mercado.

Como puede ver, crear su primer sistema es fácil, lo que sí es difícil es crear uno rentable. Al fin y al cabo, no se olvide de que incluso el mejor plan puede arruinarse por una mala implementación. Sobre todo, fíjese en trabajar bien, y en combinación con el manejo correcto de los procesos, sus posibilidades de éxito crecerán sensiblemente.

Sobre el Autor

BitCuco

BitCuco. El Blog para los desarrolladores emergentes.