noviembre 27, 2022

BitCuco

¡Hola Mundo!

El forex más allá del par EUR/USD

eur/usd

A pesar de la frase atribuida a Napoleón, en la cual el general corso y emperador francés dijo que el hombre teme al tiempo y que el tiempo a su vez teme a las Pirámides -en clara alusión a que las monumentales tumbas han existido, existen y existirán per secula seculorum– lo cierto es que no existe obra humana que pueda perdurar para siempre.

Si esta afirmación es cierta en el caso de los ciclópeos monumentos de civilizaciones pretéritas, con mucha mayor certeza se cumple en el caso del invento llamado economía y de sus activos principales, las divisas fiat, activos continuamente bastardeados por las instituciones que deben salvaguardar su valor, que se relacionan entre sí en el mercado del forex y que en este momento concentran la mayoría o al menos una gran parte de los intercambios en el par EUR/USD.

Aunque como toda creación del hombre esté destinada a perder su posición de dominio en favor de otros pares en los que quizás al menos una de las divisas sea la moneda de un país en vías de desarrollo, monedas a cuya evolución también conviene prestar atención si se invierte en forex incluso en su modalidad de trading online, la cual por cierto requiere de un particular cuidado por el alto riesgo de utilizar el apalancamiento.

En vías de desarrollo hoy, potencias mañana

Alcanzar las posiciones de dominio mundial es un trago dulce que suele traer a los pueblos prosperidad y prestigio pero que a su vez deja el regusto amargo de saber que esa posición tarde o temprano va a perderse, de igual forma que cuando un general victorioso de Roma era agasajado con un triunfo tras una gran victoria lo hacía con un esclavo aguafiestas tras de sí que le murmuraba de forma constante “Respice post te! Hominem te esse memento!” -”¡Mira tras de ti!¡Recuerda que eres mortal!”-, en una clara referencia a que todo en este plano es transitorio y a que la eternidad es el terreno de juego de la divinidad.

En cualquier caso, a medida que países sudamericanos, del sudeste asiático y africanos vayan desbancando a algunos de los países del G7 en el ranking de los países con el PIB más alto y su importancia en las finanzas mundiales aumente, es de esperar que sus divisas, que ahora conforman los pares exóticos del forex, aumenten de valor y puede que con el tiempo entren a formar parte de los pares menores y de los pares mayores.

Los países más influyentes de aquellos que forman parte de los mercados emergentes son Brasil, Rusia, India y China, con cuyas iniciales se forma el acrónimo BRIC -se puede incluir a Sudáfrica como representante de África, potencia regional con gran proyección, en cuyo caso el acrónimo quedaría como BRICS- y cuyas divisas podrían jugar un papel destacado según aumente su peso internacional, ya que o bien cuentan con la población y las materias primas o bien cuentan con la influencia regional y el poder militar para jugar un papel destacado en las décadas venideras, y por lo tanto podría ser interesante para los inversores del forex empezar a seguirle la pista a las divisas de los BRIC.

El rublo ruso ha sido una de las monedas que más se ha revalorizado en los últimos meses, no en vano ha pasado de cotizar a más de 140 rublos por dólar a los menos de 55 rublos por dólar de la actualidad. El real brasileño por su parte no ha conseguido recuperar el valor prepandémico, pero sí que parece encontrarse razonablemente estable por debajo de los 5,7 reales por dólar, cotización que marcó a finales del 2020 y que hasta la fecha ha logrado mejorar.

Por otro lado el yuan chino todavía mantiene contra el dólar una cotización bastante mejor que la que llegó a marcar en la primavera del 2020, cuando el coronavirus alcanzó la categoría de pandemia, aunque su cotización se encuentra en estos momentos mucho más cerca de los siete que de los seis yuanes por dólar. En contraposición a las tres divisas anteriores, la rupia de la India prácticamente no ha dejado de perder valor frente al dólar estadounidense durante los últimos meses, y en la actualidad la moneda de la democracia más grande del mundo cotiza a casi ochenta rupias por dólar.