enero 22, 2022

BitCuco

¡Hola Mundo!

Diferencias entre tokens, monedas y divisas digitales

diferencias tokens criptomonedas

En efecto, existen discrepancias entre todos estos términos, tanto mayores como menores. En efecto, cuando JPMorgan Chase lanzó su JPM Coin, la presentó como una “moneda digital”, mientras que Libra de Facebook se presentó como una sólida cripto, irónicamente, eso podría ser parte de la razón por la que reguladores de todo el mundo se pusieron tan “nerviosos” con esta última. 

No obstante, aunque JPM Coin y Libra son diferentes por su diseño, en ambos casos los expertos en descentralización se apresuraron a descartarlas como “criptodivisas”, sino como “dinero virtual” o “monedas digitales”, básicamente porque están gestionadas por empresas y, por tanto, están centralizadas. Por desgracia, no es tan sencillo: aunque la gestión descentralizada es una de las ideologías principales de las criptos, algunas de ellas pueden estar centralizadas, al menos en algunos detalles.

Así, una cripto es una moneda digital o virtual (los pormenores se analizan más adelante en el artículo), que se construye con una fuerte criptografía, lo que la hace altamente segura e inmutable. Estos activos están sustentados bajo la tecnología blockchain, se trata de un “libro contable” digital, pero totalmente disgregado mediante la red de ordenadores. 


Por otro lado, las criptos sin blockchain también son técnicamente posibles; de hecho, Digicash, una de las primeras formas de pagos electrónicos criptográficos (que se lanzó a principios de la década de los 90’s), no contaba con dicha tecnología asociada.

Para complicar aún más las cosas, hay subcategorías dentro del sector. Se destaca NEO, que es una moneda, pero en el caso de BNB se trata en realidad de un token. Tal como se describen, existe mucha confusión en torno a estos términos para quienes se inician en el sector. Para saber más sobre el comercio de criptomonedas y comenzar a operar, regístrate en la página web Crypto Genius.

¿Qué es una cripto?

Se trata de monedas digitales que son originarias de su red y base tecnológica.


Bitcoin (BTC), Monero (XMR) y Ether (ETH) son algunas criptos, pero ¿Qué tienen en común? Todas ellas existen en sus propios registros de operaciones (funcionan de forma independiente). En efecto, BTC opera en su red nativa, ETH hace lo propio con su desarrollo, así como XMR. Todas ellas cuentan con la posibilidad de ser enviadas, recibidas o minadas.

Según su nombre, las criptos suelen tener ciertas “similitudes” con el dinero: fungibles, capacidad para subdividirse en pequeñas partes, fácil de mover y transportar, además de una oferta limitada. Por tanto, normalmente, las criptos han sido creadas para usarse como el “dinero físico” (pagar bienes y servicios), aunque la adopción por parte de las masas ha sido lenta. 

No obstante, hay excepciones. Si bien es cierto que el ETH tiene los atributos de una moneda, funciona más allá de ese papel “tradicional”, porque se utiliza dentro de una red en cadena para facilitar las operaciones.

Por otro lado, están las llamadas “altcoins”, que se han ganado este título porque se asemejan a una alternativa de la primera cripto. Muchas altcoins son una “ramificación” de esta y se desarrollaron utilizando el mismo protocolo (entre ellas se destacan LTC y DOGE), a pesar de estar construidas en redes completamente nuevas. De hecho, algunos expertos afirman que el futuro del sector está en las altcoins.

Por lo tanto, hay que aplicar la siguiente pregunta a la hora de definir una altcoin: ¿Se trata de una cripto que dispone de su propia red, pero que no es BTC (es decir, no es la cadena original)? Si la respuesta es afirmativa, estamos hablando de altcoin.

¿Qué es un token?

diferencia entre tokens y criptomonedas

Son activos digitales y han sido creados con diversas aplicaciones dentro del entorno criptográfico para un determinado propósito.

Al establecer disparidad entre tokens y las monedas, podemos encontrar que los primeros demandan de una base tecnológica en cadena para trabajar. Ethereum es ampliamente utilizada con este propósito, sobre todo gracias a su disponibilidad de “Smart Contracts”. Los que son creados en esta red suelen conocerse como ERC-20, de hecho, entre las más populares del sector se encuentra USDT. Coexisten, por supuesto, otros medios para tokens, como NEO o Waves. 

La finalidad de los tokens también es diferente a la de las monedas, aunque algunas se manejan como alternativa de desembolso. Además, han surgido con “funciones de seguridad”, que representan básicamente la apuesta de uno en un propósito. Aunque toman valor de la startup que está detrás del proyecto, no dan al titular la propiedad real de esa empresa nueva. 

La gente los adquiere únicamente con la idea de que su valor aumente en el futuro; en eso consistió todo el boom de las ofertas iniciales de monedas. No obstante, cuando la gente compraba tokens de seguridad disfrazada de tokens de utilidad. Normalmente, los valores están sujetos a un estrecho escrutinio normativo y cuentan con políticas exigentes de validación, lo que no era el caso del mercado de el ICO.

¿Qué discrepancia hay entonces entre las virtuales y las digitales? 

En realidad, esto es mucho más sencillo que todo el asunto sobre tokens/monedas. Las “digitales” es una expresión general que se utiliza para referir todas las formas de fondos electrónicos, ya sea con una “representación virtual” o cripto (aunque no son exactamente lo mismo). 

La característica que define a las “digitales” se relaciona con su existencia en forma electrónica, pero en contraste con un billete de euro o una moneda, cuentan con una cualidad intangible. Es decir, solo se poseen y gastan de forma “on-line” mediante el uso de monederos electrónicos y opciones particulares. Normalmente, no tienen una gestión centralizada y esta condición les facilita operaciones de proceso rápido con recargos muy bajos.

Sobre el Autor

BitCuco

BitCuco. El Blog para los desarrolladores emergentes.